SLIDE – Las ventajas del trust híbrido: legalmente estadounidense y fiscalmente extranjero