Testamentos, Fideicomisos y Sucesiones

La planificación adecuada ante la inevitabilidad de muerte o la posibilidad de invalidez  requiere un análisis simultáneo de varios y complejos conceptos legales y de tributación fiscal.  Nosotros podemos diseñar un plan que detalle cómo deben  ser administrados sus activos, a quiénes le serán otorgados y  bajo qué circunstancias se dispondrán los mismos después que usted o su cónyuge fallezcan, mientras minimizamos el  impacto tributario de esta disposición.  Un plan completo debe incluir disposiciones claras acerca su salud, sus propiedades y el bienestar  de aquellos que dependen de usted durante un periodo temporal o permanente de invalidez.  Abajo describimos algunos de  los puntos  que deben ser considerados a la hora de diseñar  un plan de sucesión:

Si estoy temporalmente o permanentemente incapacitado para administrar mis oficios y ocupaciones debido a enfermedad o una lesión…

  • ¿Quién se ocupará de mi cónyuge?
  • ¿Quién cuidará de mis hijos menores de edad?
  • ¿Se han separado recursos para pagar este tipo de cuidados y quién administrara estos recursos?
  • ¿Quién administrará mi negocio y mis propiedades?
  • En caso  que los individuos que escogí  inicialmente para ayudarme no estén  disponibles o hayan sufrido ellos mismos de circunstancia que los han dejado incapacitados, ¿quién es  mi segunda preferencia para encargarse de mis asuntos?
  • Si alguien debe solicitarle a un juez que nombre a un tutor o guardián legal para mí, para mis dependientes o mis propiedades,  ¿puedo tener voz en el asunto?
  • Prefiero que mis negocios y bienes sean administrados privadamente por alguien de mi elección y según mis pautas, en vez de una corte
  • ¿Cuáles son  mis deberes y obligaciones con respecto a mis socios comerciales en caso de incapacidad o invalidez?
  • ¿Qué pasará con mi negocio? ¿Será  vendido? ¿Quién le dirá a mis empleados qué hacer?
  • ¿Existe algún poder legal  válido para estas circunstancias? ¿Qué se puede  hacer con el?

En caso de mi fallecimiento o el fallecimiento de mi cónyuge…

  • ¿Quién heredará mis activos, de qué manera, cuándo y bajo qué circunstancias?
  • ¿Quién administrará los activos que yo decida que deben ser retenidos temporal o permanentemente para proteger a mis herederos de futuros pleitos o fallos legales erróneos?
  • ¿Quién administrará mi negocio y propiedad?
  • ¿Quién me representará en la corte para la administración de mi sucesión?
  • En caso de que los individuos que elija inicialmente para ayudarme no estén dispuestos o en capacidad de hacerlo, ¿quién es  mi segunda preferencia para encargarse de la situación?
  • ¿Cuáles son las obligaciones de mis sucesores con respecto a mis socios comerciales¿Qué pasará con mi negocio? ¿Será vendido? ¿Quién le dirá a mis empleados qué hacer?
  • Si no tengo un seguro de vida, ¿quién será el responsable de pagar las cuentas pendientes y bajo qué condiciones?
  • ¿Qué quedará después de haber pagado los impuestos de sucesión? ¿Se debe liquidar mi negocio u otros activos para pagar los impuestos debidos?
  • ¿Qué sucede si  mi cónyuge y yo  fallecemos simultáneamente?
  • ¿Qué pasa en caso de que mi cónyuge se vuelva a casar?
  • ¿Qué sucede si mis herederos incurren en deudas o se divorcian?
  • ¿Quién se ocupará y cuidará de mis hijos o padres minusválidos? ¿Cómo puedo reservar  recursos para esto sin llegar a descalificarlos para recibir ayuda y beneficios del Estado?
  • ¿Qué sucede si uno de mis herederos fallece antes que yo? ¿A quién le pertenecerá su parte?
  • ¿Qué derechos tendrá mi cónyuge si no planeo  qué hacer en estas circunstancias? ¿Qué derechos tendrá a pesar de todo lo que logre planificar?

¿Necesita ayuda con testamentos, fideicomisos y sucesiones?

Solicite una consulta