Regularización Fiscal

¿Cómo puedo regularizar mi situación fiscal?

Las autoridades fiscales están intercambiando más información cada día. Ahora más que nunca, los ciudadanos, residentes fiscales y personas domiciliadas en los Estados Unidos, que han dejado de declarar sus ingresos, cuentas bancarias, sociedades, trusts u otros activos fuera del país, bien sea por accidente o intencionalmente, están en riesgo de ser detectados, penalizados y en algunos casos inclusive ser encarcelados y deportados. Cuando se nos presenta la oportunidad, preferimos ayudar a nuestros clientes en organizar sus asuntos de manera proactiva para reducir sus cargas tributarias al mínimo legal. Nunca recomendamos que continúen con su vida pretendiendo que no existen ningunas cuentas, activos o ingresos de índole extranjero, o creyendo que permanecer en el exterior es una excusa para no cumplir con las leyes tributarias estadounidenses.

Podemos establecer una relación de abogado-cliente privilegiada para ayudar a entender y resolver su incumplimiento con los menores impuestos, penalidades y riesgos a cargos criminales a quienes están en incumplimiento fiscal pero están dispuestos a regularizar su situación. Por el contrario, cualquier persona que no sea un abogado, incluyendo contadores, banqueros y vendedores de compañías o trusts extranjeros, pueden ser obligados por ley para que den su testimonio en contra del contribuyente, entreguen todos sus archivos y cualquier tipo de correspondencia existente, las conversaciones telefónicas que hayan sido grabadas por el banco y las copias de e-mails que hayan sido almacenadas por los proveedores de servicio de internet.

¿Qué pasa si renuncio mi ciudadanía/residencia?

A menudo nuestros clientes nos piden evaluar la expatriación como una posible solución al incumplimiento fiscal. La expatriación ocurre cuando una persona “entrega” su tarjeta de residencia o renuncia a su ciudadanía. Si bien esta estrategia puede evitar el tener que cumplir con obligaciones tributarias en el futuro, uno de los requisitos para poder efectuar la renuncia es que el residente solucione todo tipo de incumplimiento incurrido en el pasado para poder realizar la renuncia. Asimismo, al considerar esta alternativa es importante tomar en cuenta que algunas personas que cumplen con un perfil determinado, estarán sujetos a impuestos adicionales o “de salida.” No obstante, una expatriación bien planificada puede brindar grandes ahorros de impuestos en el futuro.

¿Cuáles son mis alternativas?

Existen varias maneras de resolver un incumplimiento fiscal antes de ser detectado, sin embargo se debe realizar un análisis cuantitativo y cualitativo para determinar cuáles son las opciones más beneficiosas disponibles para un contribuyente en particular. Los impuestos e intereses deben ser cancelados en cualquier situación, pero las multas varían sustancialmente dependiendo de ciertos factores. Los posibles resultados de las mismas pueden variar desde cero, si el contribuyente cumplió con la excepción de “Causa Razonable” al no declarar, hasta una multa reducida si el fisco (“IRS”) determina que el incumplimiento no cumple con el estándar legal de “Intencionalidad,” hasta una multa incrementada si el IRS determina que el contribuyente incumplió con el grado de “Intencionalidad” establecida en la normativa tributaria, hasta unas aún mayores inclusive con encarcelamiento y deportación si la “Intencionalidad” del contribuyente fue tal que el IRS refiere el caso a la Fiscalía.

¿Cuánto tiempo tengo para amnistiarme?

Primero que todo, no se puede amnistiar después de ser “detectado” lo cual incluye, entre muchas cosas, ser seleccionado al azar para una revisión fiscal.  Para muchos contribuyentes, las cuatro opciones actualmente disponibles ofrecen beneficios para la regularización preventiva a cambio de ser detectado por el IRS. El 28 de septiembre 2018 se vence el Programa de Divulgación Voluntaria Ultramar, la única opción para los contribuyentes cuyo incumplimiento fue intencional.  Aquellos contribuyentes que no han informado y/o tributado sobre activos en el extranjero y que no se regularizan antes del 28 de septiembre 2018 pueden sufrir multas muchos mayores, así como cargos penales.

Actualmente existen otras opciones para amnistiar el contribuyente cuyo incumplimiento no fue intencional.  Sin embargo, estos programas de amnistía son simplemente la política del IRS, no la ley. En otras palabras, el IRS puede en cualquier momento modificar los términos, cambiar los criterios de quién califica y quién no, o incluso terminar los programas completamente, potencialmente cerrando la ventana de oportunidad para conseguir la tranquilidad mental por un costo relativamente bajo. Por ejemplo, el IRS podría decidir que la amnistía es sólo para ciudadanos estadounidenses; No los residentes o los extranjeros que se consideran contribuyentes de los Estados Unidos únicamente debido a la cantidad de tiempo que pasan en los EE.UU. Esto sería consistente con una sentencia del Tribunal Supremo de 2012 sosteniendo que la evasión de impuestos es un delito deportable.

¿Esto se resuelve solo?

Nunca le recomendaríamos simplemente continuar con su vida y fingir que las cuentas, activos ingresos en el extranjero jamás existieron. Cualquier persona que no sea un abogado, incluyendo contadores y banqueros, puede verse obligada a declarar en contra del contribuyente y presentar todos sus expedientes y la correspondencia de correo electrónico, así como conversaciones telefónicas grabadas por los bancos y las copias de los correos electrónicos guardados por los proveedores de servicios de Internet. Sin embargo, gracias a la protección ofrecida por el privilegio abogado-cliente, estamos capacitados para asesorar a los clientes que quieren regularizar su situación fiscal sobre cuáles serían las sanciones económicas y el tiempo de cárcel si se detecta que el contribuyente ha cometido una falta intencional, sin revelar su información confidencial a las autoridades para que esta pueda ser utilizada en su contra.

La Globalización Fiscal llegó

Las familias multinacionales que tienen inversiones en los EE.UU. o que algún miembro de ellas es o podría convertirse en un residente fiscal en este país, y que no han recibido asesoría legal actual con respecto a su patrimonio proveniente de un abogado independiente y especialista en materia tributaria internacional, deberían actuar rápidamente para asegurarse que su patrimonio está propiamente estructurado para una máxima eficiencia fiscal y legal. Cualquier persona que no esté segura de haber cumplido con todas sus obligaciones tributarias e informativas, debe buscar la asesoría privilegiada de un abogado tributario lo más pronto posible para determinar cuál es la manera más segura y económica de resolver su incumplimiento con anterioridad a ser detectado.

Consigue la ayuda que usted merece

Nuestro equipo multidisciplinario de abogados y contadores espera tener la oportunidad de ayudarle en conseguir la máxima eficiencia fiscal y blindaje legal.  Contáctenos al 305-444-7662 o Eduardo@BufeteArista.com para realizar una consulta confidencial en persona, por teléfono o video Skype.