Blog

¿Qué es un “Transfer Certificate” y por qué se requiere cuando fallece el titular de una cuenta conjunta?

Published: Nov 20, 2015
By: Eduardo Arista

Para empezar, las cuentas conjuntas son generalmente una mala idea.

Tener inversiones en cuentas conjuntas con derechos de supervivencia casi siempre es una mala elección desde el punto de vista de planificación patrimonial y de protección de activos. Al mantener todos los activos invertidos  de manera conjunta, todos los fondos están expuestos a demandas contra cualquier y todos los copropietarios (es decir, “objetivos” conjuntos). Sin embargo, los inversionistas utilizan la propiedad conjunta como una alternativa económica a un Trust, para que los titulares sobrevivientes de las cuentas “hereden” la misma inmediatamente y automáticamente cuando uno de copropietarios muere. Al igual que con un Trust debidamente estructurado, cuando un dueño de la cuenta conjunta muere, no hay necesidad de pasar por el tedioso y costoso proceso de sucesión que implica el nombramiento de albacea, el envío de notificaciones y la publicación en el periódico antes de obtener cualquier autorización judicial para transferir la cuenta. Cuando la muerte desencadena la transferencia de una cuenta conjunta, si las condiciones siguen siendo las mismas como cuando se abrió la cuenta, todo podría salir exactamente como estaba previsto. Sin embargo, a menudo nos encontramos con situaciones en las que las cuentas conjuntas desbaratan el plan de sucesión familiar “hágalo usted mismo”, como por ejemplo, los padres sobreviven a  sus hijos, la muerte simultánea, la incapacidad de un titular de la cuenta, los testamentos son elaborados con intenciones diferentes pero sin efecto legal en la cuenta, los familiares sobrevivientes olvidan de quien  supuestamente “debían cuidar” cuando “heredaron” la cuenta, y eso son sólo algunos ejemplos. Peor aún son las situaciones en las que el titular de la cuenta sobreviviente recibe automáticamente algo en el momento en que está sujeto a una demanda o divorcio, o el titular sobreviviente de la cuenta fallece dejándole la cuenta a alguien que en realidad no estaba  destinado a tenerla. Por estas razones y muchas más, la solución simple y económica de copropiedad puede llegar a ser más complicada y costosa que un Trust, y no hace nada para reducir la carga fiscal cuando el primer propietario muere.

¿Qué es un certificado de transferencia de impuesto sucesoral y cómo se aplica a las cuentas conjuntas?

El impuesto sucesoral es un impuesto sobre el derecho de transferir propiedad al fallecer. A diferencia de un verdadero impuesto sobre la herencia, el impuesto sucesoral de Estados Unidos es declarado por el responsable de la sucesión (por ejemplo, el albacea) o el poseedor del patrimonio y se paga con los activos del patrimonio, antes de hacer la respectiva distribución a los herederos. En el momento de fallecimiento, se impone un gravamen al patrimonio que cubre automáticamente toda la propiedad de la que el difunto es dueño directa e indirectamente en el momento en que este fallece. Los fondos de una cuenta conjunta están sujetos a este gravamen porque  se consideran como si hubieran sido  transferidos en un 100% del titular de la cuenta fallecido al titular sobreviviente. Todos los custodios que sostienen el patrimonio sucesoral y cualquier persona que se considera haber recibido propiedad del fallecido, pueden ser responsables por el pago del impuesto sucesoral si el mismo no es cancelado.  Los custodios pueden liberarse de esta responsabilidad potencial obteniendo  un “certificado de transferencia” que es simplemente una carta otorgada por el fisco estadounidense (el “IRS”)  de conformidad con un procedimiento estricto que convoca a la presentación de cierta información y documentos, incluyendo en algunos casos la presentación de una declaración de impuesto sucesoral completa. Ahora más que nunca, los custodios de activos financieros insisten en ver el certificado de transferencia antes de liberar los fondos a quienes son beneficiarios de la cuenta o copropietarios con derecho de supervivencia. Esto se aplica incluso en los casos en los que no hay duda en cuanto a derecho legal del sobreviviente a los fondos, ya que muchos custodios congelan automáticamente la cuenta por temor a ser responsable de los impuestos sucesorales.

¿Cómo obtener un certificado de transferencia?

El IRS emite los certificados de transferencia cuando se ha asegurado de que la cuenta no está sujeta a impuesto sucesoral o que el impuesto ha sido pagado. Antes de solicitar un certificado de transferencia, un abogado de impuestos estadounidense debe analizar varias cuestiones jurídicas y fiscales para determinar si una declaración de impuestos patrimonial es necesario. Primero aplicamos las leyes en materia de “domicilio” para determinar si el difunto era un residente o no residente a efectos de la norma tributaria de impuestos sucesorales,  sobre donaciones y de transferencias que saltan una generación, que es un análisis totalmente diferente del que se requiere para determinar si alguien es un residente para efectos del impuesto sobre la renta (es decir, contar los días de presencia de Estados Unidos en base a una fórmula de 3 años). Si un difunto no estaba fiscalmente “domiciliado,” se debe presentar una declaración de impuesto sucesoral si el difunto tenía algún interés directo o indirecto en algún activo de “situs estadounidenses” con un valor justo de mercado total superior a $60.000 (reducidos por la cantidad de donaciones previas sujetas a impuesto). Esto requiere un análisis cuidadoso de los estados de cuenta para determinar qué inversiones mantenidas en la cuenta pueden considerarse activos de situs estadounidense, por no hablar de la comprobación de existencia de cualquier otro activo de situs estadounidense, como por ejemplo un interés de propiedad en una LLC. La forma más rápida y segura de obtener un certificado de transferencia es resolver las cuestiones jurídicas y fiscales desde el principio con el fin de presentar un paquete exacto y completo con todos los documentos necesarios y la información que sea fácil de aprobar y que tenga menos probabilidades de generar preguntas de seguimiento.

¿Es importante establecer el privilegio de abogado-cliente antes de hablar con alguien de la sucesión de patrimonio?

Cuando se nos presenta la oportunidad, preferimos ayudar a nuestros clientes a poner en orden sus asuntos de manera preventiva para reducir su carga fiscal al mínimo legal posible, actualmente y finalmente cuando hay una transición de patrimonio al fallecer. Cualquier persona que necesita conseguir un certificado de transferencia o resolver la sucesión de activos en Estados Unidos o perteneciendo a entidades estadounidenses como LLCs o Trusts, debe acudir a un abogado tributario independiente y licenciado en EE.UU. para una cita confidencial tan pronto como sea posible con el objetivo de determinar la manera más segura y económica de resolver el tema bajo la protección del privilegio abogado-cliente.
Contáctenos al 305-444-7662 o Ed@aristalaw.com para una consulta confidencial.