Blog

Comprando un Negocio: Como Obtener lo Pagado, Nada Más y Nada Menos

Comenzar un negocio de cero casi siempre es más caro, arriesgado y desgastante que simplemente adquirir un negocio existente. Unas de las razones son que el negocio que se puede adquirir ya tiene clientes establecidos, instalaciones, empleados claves y relaciones existentes con proveedores, las cuales toman un gran esfuerzo y labor independiente para desarrollar. Claro esta que es fundamental en la adquisición de un negocio es asegurarse que usted obtiene por lo que pago- nada más y nada menos.

Normalmente, uno podría considerar que el corazón y el alma de un negocio consisten y están contenidos dentro de la estructura legal de la entidad, bien sea una corporación o una sociedad de responsabilidad limitada. Una adquisición de un negocio existente se puede estructurar y llevar a acabo mediante dos maneras una compra de acciones o una compra de bienes y activos. Ambas alternativas tienen sus ventajas y desventajas.

Una compra de acciones consiste en adquirir una participación accionaria en el negocio que sirva para controlar y disponer de todos sus activos. Cuando usted compra un negocio de esta manera usted esta adquiriendo absolutamente todo lo bueno, lo malo y lo feo que le pertenecía al negocio existente en el momento que se efectúo la compra. En un sentido es casi imposible empezar de nuevo con borrón y cuenta nueva. Pero a la vez la cantidad de contratos y acuerdos existentes con los administradores del negocio, con los acreedores y otros es demasiado difícil para replicar o recrear con una nueva empresa.

Una adquisición cualquiera sea su estructura necesariamente va a implicar un gran estudio de contabilidad y de condiciones legales existentes. Una manera de limitar adquirir riesgos imprevistos y de esta manera limitar las responsabilidades asumidas es simplemente adquirir los bienes y activos deseados del negocio existente. Esta alternativa es comúnmente lo que se llama un Adquisición de Bienes y Activos o en ingles, Asset Purchase. Esta alternativa es una posibilidad más viable siempre y cuando la cantidad, características y volúmenes de los activos sean manejables y no demasiado voluminosos. En este tipo de compra el vendedor declara y garantiza que todos los bienes y activos están libres de cualquier tipo de embargo y conjuntamente el vendedor se compromete a indemnizar al comprador si alguna de sus garantías y declaraciones resulta no ser tal y conforme a lo acordado. Claro esta que bajo este modelo usted pierde la oportunidad de asumir automáticamente la posición que tenia el negocio existente.

Al fin, lo importante es saber exactamente que es lo que usted quiere y como pretende lograrlo antes de sentarse a negociar.