Blog

Expansión de La Amnistía Tributaria para Contribuyentes que Residen Dentro y Fuera de los EE.UU.

Running from IRS (piggy bank)

Recientemente, el Fisco Estadounidense (“IRS”) anunció la expansión de una iniciativa especial diseñada para traer el dinero al sistema tributario estadounidense y ayudar a quienes no están al día con sus declaraciones, bien sea por ingresos o actividades extranjeras, a actualizarse en la declaración de sus impuestos u otras obligaciones informativas. Mediante el programa de Divulgación Voluntaria desde el año 2009 se ha acumulado más de $6.5 mil millones para el IRS y se ha creado una base de datos extensiva que sirve de base para investigaciones futuras con las declaraciones de más de 45.000 contribuyentes y 100 bancos extranjeros. Esta cuarta iniciativa, conocida como la Divulgación Voluntaria de Ultramar (“DVU”) 2014, es una expansión y clarificación del programa de DVU existente desde el 2012 con algunas particularidades. Existen cuatro opciones oficiales para que los contribuyentes estadounidenses, incluyendo residentes permanentes y ciudadanos domiciliados en el extranjero, con ingresos, activos, cuentas bancarias o negocios en el extranjero que no hayan sido declaradas resuelvan su incumplimiento fiscal voluntariamente. Estas opciones son:

  1. Programa de Divulgación Voluntaria de Ultramar (“DVU”): es una continuación del mismo programa de DVU que ha sido modificado desde el 2009. Algunas de las normas que estaban incluidas han sido eliminadas y reformadas en las siguientes tres alternativas al DVU. No obstante, el DVU sigue estando diseñado para el contribuyente cuyo incumplimiento fiscal cumple con el estándar legal de “Intencional.” Algunos contribuyentes pudieran evitar cargos criminales (inclusive la deportación para el caso de no ciudadanos) y posibles multas de índole civil, que pueden ser altas, a cambio de una penalidad especial del 27.5% que solo será otorgada una vez. Sin embargo, las nuevas normas estipulan que aquellos que se acogen al programa después que su entidad bancaria fue identificada públicamente para ser investigada o para cooperar con el gobierno, pagarán una multa incrementada del 50% (en solo una oportunidad), en vez de la pena regular de 50% que se aplica generalmente en cada año fiscal.
  2. Procedimientos para el Cumplimiento de Presentación Simplificado: esta opción existía anteriormente, sin embargo la misma no era de mucha utilidad ya que la mayoría de los contribuyentes no cumplían los estándares legales para calificar. Dicha alternativa está diseñada para los contribuyentes que no han declarado y que no cumplen con el estándar legal de “Intencionalidad,” pero cuenta con un estándar más flexible de manera que más personas puedan calificar; por ejemplo, ya no está limitado para los contribuyentes domiciliados en el extranjero que nunca presentaron declaraciones. Los contribuyentes calificados que residen fuera de los EE.UU. (por ejemplo los “americanos accidentales”) pueden cancelar sus impuestos sin penalidades. Aquellos que residen dentro de los EE.UU. pagan el impuesto normal más una multa de 5%.
  3. Procedimientos de Presentación FBAR Morosas: los contribuyentes calificados que han reportado todos sus ingresos de las cuentas bancarias en el extranjero pero por accidente nunca declararon sus FBAR para reportar las cuentas bancarias como tal, pueden regularizar su situación sin pagar ninguna multa.
  4. Procedimientos para la Presentación de la Declaración Internacional Informativa Morosa: los contribuyentes calificados que han reportado todos sus ingresos provenientes de sus actividades extranjeras pero accidentalmente adjuntaron las planillas de declaración incorrectas (por ejemplo: 5471, 3520, etc.) detallando su propiedad directa o indirectamente, o sus transacciones con sociedades extranjeras, fundaciones, fideicomisos u otros activos financieros extranjeros, pueden presentar esas planillas sin ninguna penalidad.

¿Qué pasa si no regularizo mi situación? ¿Cómo van a saber? ¿Mi situación se arregla sola?

Las autoridades fiscales están intercambiando más información cada día, incluyendo muchas de las jurisdicciones “de ultramar.” Los ciudadanos estadounidenses y residentes fiscales, domiciliados en los EE.UU. o en el extranjero, que han dejado de reportar sus ingresos, cuentas bancarias, sociedades, fideicomisos u otros activos fuera de los EE.UU., bien sea por accidente o intencionalmente, están en riesgo de ser detectados, penalizados y en algunos casos inclusive ser encarcelados y deportados. Cuando se nos presenta la oportunidad, preferimos ayudar a nuestros clientes y organizar sus asuntos de manera proactiva para reducir sus cargas tributarias al mínimo legal. Nunca recomendamos que continúen con su vida pretendiendo que no existen ningunas cuentas o ingresos de índole extranjero, o creyendo que vivir en el extranjero es una excusa para no cumplir con las leyes tributarias estadounidenses.

Podemos establecer una relación de abogado-cliente privilegiada para ayudar a entender y resolver su incumplimiento con los menores impuestos, penalidades y riesgos a cargos criminales a quienes están en incumplimiento fiscal pero están dispuestos a regularizar su situación. Por el contrario, cualquier persona que no sea un abogado, incluyendo contadores públicos, banqueros y vendedores de empresas o fideicomisos extranjeros, pueden ser obligados por ley para que den su testimonio en contra del contribuyente, entreguen todos sus archivos y cualquier tipo de correspondencia existente, las conversaciones telefónicas que hayan sido grabadas por el banco y las copias de e-mails que hayan sido almacenadas por los proveedores de servicio de internet.

¿Qué opciones tengo disponibles?

Existen varias maneras de resolver un incumplimiento fiscal antes de ser detectado, sin embargo se debe realizar un análisis cuantitativo y cualitativo para determinar cuáles son las opciones más beneficiosas disponibles para un contribuyente en particular. Los impuestos e intereses deben ser cancelados en cualquier situación, pero las multas varían sustancialmente dependiendo de ciertos factores. Los posibles resultados de las mismas pueden variar desde cero, si el contribuyente cumplió con la excepción de “Causa Razonable” al no declarar, hasta una multa reducida si el IRS determina que el incumplimiento no cumple con el estándar legal de “Intencionalidad,” hasta una multa incrementada si el IRS determina que el contribuyente incumplió con el grado de “Intencionalidad” establecida en la normativa tributaria, hasta unas aún mayores inclusive con encarcelamiento y deportación si la “Intencionalidad” del contribuyente fue tal que el IRS refiere el caso a la Fiscalía.

Para muchos contribuyentes, las cuatro opciones mencionadas en la iniciativa del año 2014 ofrecen beneficios para la regularización preventiva a cambio de ser detectado por el IRS. Aquellos contribuyentes que esconden activos en el extranjero que no asumen su incumplimiento pueden sufrir multas mucho mayores, así como cargos penales. Es importante tomar en cuenta que el IRS aún no ha anunciado la fecha hasta cuándo se puede participar en este programa, y que el mismo puede aumentar las multas, descalificar a ciertas personas para el programa o eliminarlo por completo en cualquier momento.

La Globalización Fiscal Llegó

Las familias multinacionales que tienen inversiones en los EE.UU. o que algún miembro de ellas es o podría convertirse en un residente fiscal en este país, y que no han recibido asesoría legal actual con respecto a su patrimonio proveniente de un abogado independiente y especialista en materia tributaria internacional, deberían actuar rápidamente para asegurarse que su patrimonio está propiamente estructurado para una máxima eficiencia fiscal y legal. Cualquier persona que no esté segura de haber cumplido con todas sus obligaciones tributarias e informativas, debe buscar la asesoría privilegiada de un abogado tributario lo más pronto posible para determinar cuál es la manera más segura y económica de resolver su incumplimiento con anterioridad a ser detectado.